» Inicio » Turismo
lunes 18 diciembre, 2017

Playas y pingüinos te esperan en Puerto Madryn

Una combinación perfecta de naturaleza y ciudad recibe a quienes visitan Puerto Madryn durante todo el año. Extensas playas, pingüinos y lobos marinos son la atracción principal durante la temporada de verano para los que elijan ese destino turístico.

Un lugar mágico rodeado de fauna marina. Los 35 grados en pleno enero casi ni se notan con la brisa fresca que viene del Atlántico. Al estar emplazado en el Golfo Nuevo, las aguas son calmas a diferencia de otros balnearios, lo que ayuda que niños puedan nadar tranquilos en el mar. Tan sólo desde el muelle hasta el monumento al Indio hay casi 5 kilómetros ininterrumpidos de playa para caminar, correr y pasarse el día respirando aire puro.

Año a año más turistas de esta región se animan a conocer la localidad chubutense. “Sabemos que en temporada de verano el público del Alto Valle es uno de los que nos visita y hace poco encaramos un estudio de mercado para seguir conociendo sus necesidades y saber cuántos realmente conocen nuestra ciudad”, destacó Mariela Blanco, secretaria de Turismo de Puerto Madryn.

En la ciudad podrán disfrutar de una apretada grilla de actividades, muestras y espectáculos escenarios al aire libre en la rambla. Además, ferias de productores y de artesanías y encuentros deportivos. No vale irse de Puerto Madryn sin conocer el Ecocentro y el Museo Oceanográfico, dos instituciones donde el visitante podrá interiorizarse sobre la fauna marina de la región y tomar consciencia del medio ambiente.

Aventura y fauna marina

Pero el verano no son sólo días de playas. El turismo aventura tiene una adrenalina extra en Madryn. La ciudad ofrece todo tipo de actividades náuticas desde paseos en catamaranes hasta clases de windsurf, kite y stand up paddle, paseos en kayak y bautismos de buceo.

Pero sin lugar a dudas, no hay nada como hacer snorkel con lobos marinos en Punta Loma. La sensación de estar flotando con decenas de lobos alrededor que juegan entre ellos y se aceran curiosos hasta los humanos, no tiene comparación. La actividad la pueden realizar desde los 8 años y sólo es necesario coraje, ya que con los trajes de neoprene uno flota.

Península Valdés

Si bien la temporada de avistaje de ballenas Franca Austral puede extenderse hasta principios de diciembre, aún no llega a los meses de verano. Habrá que volver entre mayo y noviembre para contemplar a esos gigantes marinos que impresionan con sus saltos y coletazos a los turistas.

No por eso, los amantes de la naturaleza y la fauna marina se quedarán sin sorprenderse. Un imperdible es Península Valdés con gran diversidad de aves, toninas y delfines, lobos y elefantes marinos. El otro es Punta Tombo con la colonia continental más grande del mundo, pudiendo ver en verano más de un millón de ejemplares.

En los últimos años se han sumado otras interesantes propuestas como son la Estancia San Lorenzo y la Reserva El Pedral en Punta Ninfas con colonias de pingüinos; pero también es posible ver a los máximos depredadores, las orcas, en la Reserva Punta Norte.

Más información: www.puertomadryn.info

 

star star star star star Calificado fuera deestrellas basadas en 5 estrellas basadas en votos
Comentarios
Aún no revisado por ningún miembro. Puede ser el primero en escribir una reseña
Acerca del autor
Miembro desde: vie, nov 24, 2017
Última vez en línea: vie, nov 24, 2017
Este miembro no ha ingresado ningún detalle personal en su perfil
Patrocinador
Noticias populares
Patrocinador